¿Eres capaz de administrar la riqueza que generas? Aprende a ahorrar



¿Qué pasa jóvenes? La "Administración eficaz y razonable de los bienes" es una de las acepciones que recoge la R.A.E. sobre la palabra economía y de esto es de lo que tratará el siguiente post. ¿Eres capaz de administrar la riqueza que generas?


Para sanear nuestras cuentas resulta imprescindible recibir educación financiera. De hecho, es el conocimiento sobre esta materia el que marcará la diferencia entre las personas ricas y pobres.

Para desgracia del pensamiento de mucha gente, la suerte o la inteligencia no son factores clave para distinguir entre una persona rica y una persona pobre: la clave está en saber administrar la riqueza que generamos. Para ello, es muy importante conocer al detalle cada € que entra y sale de nuestra cuenta. Las personas ricas lo hacen y la pregunta es muy sencilla ¿por qué tú no? En este post les traigo un método de administración de la riqueza que es perfecto para aquellas personas que no tienen idea de autogestionarse económicamente. Casualmente son éstas las que más se quejan de la riqueza de los más ricos y ese no es el camino. Yo tampoco soy rico, pero lejos de quejarme, me fijo en cómo han llegado los ricos a la cima. Si no tienes un plan para tu economía personal, déjame decirte que este post te servirá de mucho.


  • DESGLOSE DE LOS GASTOS
Para llevar una administración eficaz y razonable de tus ingresos resulta indispensable que desgloses en categorías el destino final del 100% de tus ingresos mensuales y establezcas unos presupuestos para cada mes. Al igual que hacen las empresas con su dinero, debes hacer tú con el tuyo.

En este caso, vamos a empezar por lo que la gran masa de la población española deja para el final: el ahorro. El ahorro es la parte más importante de tu ingreso. Es tu futura libertad. A esta categoría vamos a destinar el 20% de los ingresos mensuales. ¿En qué momento? Yo lo hago el día 1 de cada mes. El día 1 separo el 20% de mis ingresos del mes anterior y los envío a otra cuenta bancaria. Más adelante hablaremos de los bancos.

¿Por qué el día 1? Porque así ya sabes que tu presupuesto para ese mes es del 80% restante y tu ahorro no va a quedar condicionado al devenir de los gastos que se puedan ocasionar durante el mes. ¿Y si surge un imprevisto? Habiendo un plan hay muchos menos imprevistos.

Gastos fijos (60%). Los gastos fijos son la parte que más ocupa en el presupuesto de cada mes. Hasta un máximo del 60% está permitido que se vaya el dinero en esta categoría. Hipoteca/alquiler y suministros, wifi, letra del coche, gasolina, cesta de la compra y un largo etc...

A partir de ahora, nos va a resultar muy, muy importante fijar qué gastos, que incluyo en esta categoría, son indispensables. Vuelvo otra vez a hablar de los hábitos de consumo y de la deuda. El endeudamiento con el banco normalmente es el que luego se traduce en letras que incluímos en esta categoría, así que ojito con pedir prestado cuando en muchas de las ocasiones no es necesario pedírselo al banco o incluso no es necesario hacer ese gasto.

Ocio y tiempo libre (20%). El dinero que más disfruto. Aquí no vamos a entrar en otra cosa que no sea carpe diem. Disfrutar el camino es la esencia de la vida y poco voy a hablar de una categoría en la que hay más gustos que colores. Cabe decir que no es lo mismo disfrutar que derrochar. Normalmente los "derrochadores" sobrepasan este 20% con facilidad, cuando en realidad lo correcto es ni siquiera llegar a este 20% mensual.



Como decía antes, teniendo todo organizado es mucho más difícil que sucedan imprevistos. Puestos a elegir, prefiero que un imprevisto me aparezca cuando tengo un plan a que llegue y me pille "en bragas". Entiendo que mucha gente me critique que no puede permitirse ahorrar el 20% de sus ingresos. No pasa nada. Se puede adaptar a un 15% o 10%, incluso 5% si la economía personal no pasa por un buen momento. La premisa básica que llevo siempre es que no voy a reducir mi ahorro para aumentar la columna de Ocio. En todo caso, para obligaciones y gastos fijos.

  • CUENTAS BANCARIAS
Centrándonos un poco más en la parte verde de la tabla (ahorro), les quiero explicar que es mucho más eficaz tener en uso más de una cuenta bancaria. Centralizar todas tus finanzas en una misma cuenta puede suponer un error a largo plazo por una cosa conocida como "termostato financiero" y del que hablaré en otro post. Pueden ser 2 cuentas del mismo banco o una en cada banco (yo uso una cuenta en cada banco). Vamos a separar el ahorro (A) de los gastos fijos y del ocio (G).

Cuenta A
La cuenta bancaria del ahorro, será exclusivamente para ahorrar. Es la cuenta que lo único que puede hacer es crecer, debe haber pocos movimientos y todos ellos deben ser ingresos. Esta cuenta, como no podía ser de otra manera, debe tener 0€ de costes de mantenimiento y gestión, por lo que convendría mirarse las nuevas "cuentas online" que están llegando al mercado con estas condiciones.


Cuenta A. 20% de 1.000€ de ingresos durante 12 meses


Cuenta G
La cuenta de los gastos fijos y ocio, es la cuenta donde debes tener la nómina domiciliada. En esta cuenta es donde vas a domiciliar tus recibos mensuales y tener una tarjeta de débito asociada para gastos como la compra en el supermercado. Raro será el caso que te cobren comisión alguna en un banco al que le das tu nómina y le domicilias recibos todos los meses. En esta cuenta el importe máximo que debes tener al mes es el del total de tus ingresos y lo único que podrá hacer es bajar.


Cuenta G. Ingresos de 1.000€ desglosados en 30 días


  • OPERATIVA
Una vez sabemos cuántas cuentas bancarias vamos a usar, debemos establecer una operativa de gestión de ese dinero:
      • Día 1 de cada mes: transferir de Cuenta G a Cuenta A el 20% de mis ingresos del mes anterior.
      • Durante el mes: asumir el pago de tus gastos fijos desde la Cuenta G así como el disfrute del 20% de Ocio.
      • Día 30/31 de cada mes: transferir de Cuenta G a Cuenta A lo que reste, como si son 2,09€.
De esta manera, se darán dos resultados distintos en nuestras Cuenta A y Cuenta G. La primera de ellas solo puede subir, mientras que la segunda debe quedar a 0,00€ a final de mes.

¿Problemas de esta operativa?
El principal y único problema que yo tengo es el siguiente: salvar las comisiones de mi Cuenta A. Al no tener nómina o recibos en ese banco, es normal que me cobren por el mantenimiento de la cuenta. Me dicen que quedo exento de pago si uso la tarjeta de débito una vez al mes. Sencillo. Cojo la tarjeta, hago cualquier compra en el supermercado y automáticamente al llegar a casa hago una transferencia desde mi Cuenta G (encargada de asumir el pago de mis gastos fijos y ocio) hasta mi Cuenta A, de exactamente el mismo importe que la compra. Hago una compra de 17,75€ con la tarjeta de débito asociada a mi Cuenta A y al día siguiente ya tengo de vuelta esos 17,75€ en la cuenta, evidentemente proporcionados por una transferencia desde mi Cuenta G. Fin del problema. De este modo evito tener que pagar comisiones por una cuenta en la que no tengo ningún recibo domiciliado.


  • CONCLUSIONES
Tener todo tu dinero en una sola cuenta bancaria hace más difícil que visualices cuál es la cantidad que has ahorrado, cuál la que puedes disfrutar ese mes para el carpe diem y cuál es la de tus gastos fijos de ese mes. Estos pequeños esfuerzos mensuales, multiplicados por unos cuantos meses, te harán más libre en el futuro.

Además, sin que lo sepas, es un entrenamiento que modifica tus hábitos de consumo de tal manera que llegando aquí solo te faltará el último escalón: invertir parte de tus ahorros.


Y bueno familia, esto ha sido todo en este post. Considero que está bastante trabajado aunque como todo en la vida es perfectamente criticable. Espero que haya servido a la gente que no tiene un plan para gestionar sus ingresos. Nos vemos en el siguiente...


Saludos, Joven Ahorrador


Si te ha gustado este post y quieres participar, déjame tu comentario diciéndome lo que quieras.
Acepto todo tipo de críticas que me ayuden a mejorar.
En Twitter soy @JovenAhorrador

Comentarios

  1. Muchas gracias por tu aportación! Personalmente creo que es mejor opción destinar tus ahorros a una cuenta remunerada. Myinvestor y nationale nederlanden tienen buenas opciones.

    ResponderEliminar
  2. Buenas compañero, muchas gracias por el comentario.

    Es buena opción, siempre teniendo en cuenta los requisitos; como puede ser la permanencia a la que tienes que someterte con dicha entidad. Además, para cantidades muy grandes de liquidez, normalmente se produce un excedente de capital que no remuneran estas cuentas.

    No obstante, sí me parece un buen producto financiero.

    ResponderEliminar
  3. Buen post. Para comenzar sobre Educación Financiera
    Te sigo aunque yo no sea tan joven 😜pero sigo aprendiendo....Un Saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose Angel, en primer lugar muchas gracias por el feedback.

      Dicen que la edad es solo un número y que para aprender siempre, siempre, se es joven.

      Un saludo y espero ver tus comentarios en los próximos posts.

      Eliminar

Publicar un comentario

Por favor, haz uso de un lenguaje correcto y desde el respeto, evitando palabras malsonantes y expresiones que puedan herir la sensibilidad de los demás lectores. Todas las participaciones que inviten a la creación de un debate son bienvenidas.

Entradas populares de este blog

La historia de mi primera inversión inmobiliaria sin tener ninguna experiencia

¿Excel o una app de finanzas personales? ¿Qué es mejor?