¿Excel o una app de finanzas personales? ¿Qué es mejor?

Logo Monefy app
¡Hola familia!
Hoy vamos a discutir en el blog sobre una de las herramientas básicas en las finanzas personales. Todos estamos de acuerdo en que hay que llevar a cabo la contabilidad de nuestra economía personal, pero ¿debo usar una app o ceñirme a Excel? Si bien un Excel, que se ajuste a la perfección a tus necesidades puede ser un recurso magnífico, déjame decirte que las apps presentan numerosas ventajas frente a esta famosa hoja de cálculo. Contabilizar nuestras finanzas exhaustivamente se ha vuelto una tarea muy, muy sencilla.

¿Entonces, debo usar una app para llevar las cuentas de mis finanzas personales y abandonar Excel? La respuesta es no. Son perfectamente compatibles y complementarias.


  • ¿QUÉ ES UNA APP DE FINANZAS PERSONALES?
    Es una aplicación que te ayuda a visualizar la gestión que haces de tu dinero, representando ingresos y gastos. Estas apps incentivan, de una manera indirecta, el ahorro. Hay aplicaciones para ordenador, pero en este post nos vamos a centrar en las apps para móviles.

  • ¿QUÉ ES IMPORTANTE EN UNA APP DE FINANZAS PERSONALES?
    Una app de finanzas personales debe ser una herramienta fácil de usar en nuestro día a día, de tal manera que pueda verse reflejado todo: desde un café de 1,10€ hasta la cuota mensual de un préstamo personal. Actualmente hay muchísimas en el mercado con numerosas características y utilidades. No todas son importantes.

    ➔ He querido destacar las siguientes características:
    1. Que se vean bien los resultados de las cuentas.
    2. Que se pueda desglosar los gastos en categorías y que estas categorías se adapten a mis necesidades actuales.
    3. Que las categorías se puedan llamar como yo quiera.
    4. Que pueda introducir los datos manualmente aparte de estar sincronizada con mi cuenta del banco.
    5. Que pueda separar pagos en efectivo o tarjeta.
    6. Que se pueda eliminar algún dato en caso de haberlo anotado mal.
    7. Que se pueda ver reflejado el período de tiempo que deseo analizar (diario, semanal, mensual, trimestral, anual).
    8. Que me permita introducir un ingreso/gasto con una fecha distinta al día actual.
    9. Que me permita realizar captura de pantalla en el teléfono.
    10. Que se pueda usar la moneda que deseo.
    11. Que se pueda poner contraseña para acceder.
    12. Que pueda elegir el primer y último día del mes.
    13. Que pueda guardar los datos en la nube por si cambio de teléfono.
    14. Que tenga opción multicuenta por si quiero guardar gastos personales y gastos comunes.
    15. Que no contenga anuncios y/o publicidad.

  • ¿QUÉ USO VOY A DAR A MI APP DE FINANZAS PERSONALES?
    Un uso diario. Cualquier ingreso y gasto que se produzca y afecte a nuestro bolsillo, debe verse reflejado en nuestra aplicación.

    [Abro un paréntesis: No debemos tener vergüenza de usarla en público. En España, la educación financiera brilla por su ausencia y sentir vergüenza porque alguien nos vea usando una app de este estilo es más común de lo que parece. El "qué dirán" si me ven apuntando que me he gastado 9,99€ en una camiseta o 36,75€ en una cena con los amigos no nos puede pasar factura para llevar a cabo un análisis exhaustivo de nuestras finanzas personales. Recordemos que los ignorantes son ellos. Siempre ellos. Nosotros debemos continuar con nuestro plan. Cierro el paréntesis.]

    Enero 2019. Desglose de mi categoría 'Transporte'


    Lo ideal para las apps, en las que hay que introducir los datos manualmente, es anotar los ingresos y los gastos exactamente en el momento en que se producen. ¿Que nos ingresan la nómina el día 3? El día 3 apuntamos en nuestra app el correspondiente ingreso. ¿Que ingreso 50€ porque doy clases de guitarra por las tardes? El día que me pagan esos 50€ saco mi móvil y anoto "Clases de guitarra: 50€". Al momento y sin piedad, que son ingresos coño.

    Con los ingresos es muy sencillo porque en la mayoría de los casos son menos recurrentes que los gastos, que pueden estos ser diarios. En la columna de los gastos esta tarea se puede volver un poco más laboriosa y llevarla a rajatabla es más exigente que llevar a rajatabla los ingresos.

    Solución
    . Pedimos siempre el ticket de compra. En mitad del supermercado es normal que no saquemos el móvil para anotar que nos gastamos X€ en la compra (y más con el cajero/a esperando para seguir ticando productos y deseando que nos marchemos y le dejemos la caja libre). Y como éste, cien ejemplos más que se te ocurran. Hay veces que no es oportuno pararse a apuntar los gastos, pero adquiriendo el hábito de pedir y guardar el ticket el problema se soluciona. Al llegar a casa, en el metro, en el coche antes de arrancar o donde y cuando nos dé la gana, actualizamos nuestra app con los importes de dichos tickets de compra.
    Con esta operativa, nunca vamos a tener desactualizada nuestra app de finanzas personales y sabremos en todo momento cómo andan éstas a X día del mes. Nos da igual si el pago fue en efectivo o con tarjeta, el ticket lo puede todo.

    Por su parte,
     en las apps que están sincronizadas con nuestro banco no es necesario estar apuntando diariamente los movimientos que realizamos a lo largo del mes. Estos se replican automáticamente. No obstante, las aplicaciones sincronizadas no entienden (como es lógico) los pagos realizados en efectivo. De tal manera que puede crear conflicto a la hora de analizar nuestro estado de liquidez (que veremos más adelante).

    Ejemplo: Retiro 100€ en efectivo de mi cuenta y automáticamente se replica en mi app sincronizada. De estos 100€ gasto 35€ y los 65€ restantes quedan en mi cartera en liquidez. Sin embargo en mi app aparece "Retiro efectivo a débito con tarjeta: -100€". En la app no consta que el gasto total de esos 100€ son simplemente -35€, creando un desfase de -65€ del cual no te podrás olvidar a final de mes. Esto, reproducido por tantas veces retires dinero en efectivo... ya me lo cuentas.

Enero 2019. Gastos desglosados en categorías y todos anotados manualmente.

  • CONCLUSIONES
    Llevar un móvil encima nos permite tener al día nuestras cuentas. Es mucho más sencillo que llevar una tablet u ordenador para ir actualizando el Excel. Si no usas el ordenador a diario, es hasta fastidioso tener que encenderlo todos los días para anotar ingresos y sobretodo gastos.

    La función principal de nuestra app de finanzas personales es desglosar ingresos y gastos por categorías diariamente.

  • ENTONCES, ¿QUÉ USOS DOY A EXCEL?
    Un uso semanal/mensual. 
    Nuestra hoja de cálculo debe ser la herramienta que nos dé esa visualización a gran escala que no nos da la app
    . Una vez al mes se convierte en necesario pasar los datos de la app a Excel.

    Excel nos da la posibilidad de introducir cualquier tipo de tabla o gráfico que nos venga bien analizar. Bien sea porque queremos hacer una comparativa o un análisis específico de alguna categoría. Barra libre. Con nuestra hoja de cálculo no estamos a expensas de las características y utilidades que pueda o no tener, simplemente las va a tener si sabemos usar el programa. No como la app.

    En nuestro Excel no será necesario (que no digo que no se haga) desglosar por categorías nuestros ingresos y gastos. Pasados 5 años de un gráfico concreto, no nos importará si en 'Ocio e innecesarios' gastaste 70€ o 420€ en dicho mes.

    La función principal de nuestra hoja de cálculo es desglosar nuestra cartera en el período de tiempo que deseemos:

    1.
    Nivel de ingresos
    2. Nivel de gastos
    3. Nivel de déficit/superávit
    4. Estado de liquidez o fondo de emergencia
    5. Estado de nuestras inversiones
    6.
    Estado de los demás productos financieros


    Las tablas o gráficos que queramos hacer son exclusivas de cada gestor. Las mías son así:

    Excel resumen de Enero 2019.


    Estado de liquidez a vista mensual. Año 2020.


  • CONCLUSIONES
    Actualizar periódicamente nuestra hoja de cálculo nos permitirá sacar balances de mayor peso e importancia para nuestra economía personal. Además, podremos visualizar gráficamente el resultado de aquello que analicemos, pudiendo sacar conclusiones positivas o no y así elaborar un plan con un objetivo determinado.

    También, pues, conseguimos que la app se ciña a su mera función de contabilizar ingresos y gastos, mientras que nuestra hoja de cálculo nos permite soportar todo el grueso de nuestra cartera. No importa el tamaño de la misma pues una hoja de cálculo es un software que lo puede todo, es cuestión de saber manejarnos por el mismo.

Y con esto y un bizcocho, hasta la próxima. Antes de que me decapiten en los comentarios por mis errores, quiero decir que he tratado de ser lo menos subjetivo posible a la hora de abrir paréntesis o exponer ejemplos. Estoy seguro que posturas contrarias a la mía a la hora de operar en finanzas personales son igual de válidas. Las imágenes no son ejemplos, son números reales. Siempre intentaré escribir los posts con números reales, sean míos, de algún familiar o conocido. Personalmente uso "Calc" de LibreOffice y la app es Monefy. Aunque bien cierto es que los ahorradores/derrochadores somos nosotros, estas herramientas solo plasman el resultado de nuestro comportamiento.


Saludos, Joven Ahorrador



Si te ha gustado este post y quieres participar, déjame tu comentario aquí abajo diciéndome lo que quieras.
Acepto todo tipo de críticas que me ayuden a mejorar.
En Twitter soy @JovenAhorrador.

Comentarios

  1. Hola, me parece difícil llevar el control de las finanzas personales y veo muy útil este tipo de apps, ¿recomendarías alguna en concreto?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola David,

      es cierto que no es lo más sencillo del mundo. Al principio puede resultar un poco tedioso, pero con el paso del tiempo nos acostumbramos sin ningún tipo de problema. Te lo dice uno que le costó adaptarse a estas apps...

      Personalmente uso MONEFY. Es muy sencilla, de uso manual y reúne las 15 características que menciono en el post (el cual espero que te haya servido de ayuda).

      Un saludo

      Eliminar
  2. Muy buen post!

    Me surgen 2 dudas:

    La primera en cuanto al efectivo. Si sacas 100€ en efectivo, pero lo vas gastando poco a poco. Ej: pagar un cafe, comprar 4 cosas, supermercado esporádico, etc... ¿Tienes una "cuenta" en la app que sea "efectivo", anotas ese gasto de 100€ sin más el dia que lo retiras o vas anotando solo los gastos a medida que los vas haciendo?
    En mi caso intento pagar con tarjeta lo máximo posible para tenerlos reflejados y que me sea más fácil pasarlos a la app, pero es cierto que siempre ando con algo de efectivo en el bolsillo.

    Y la segunda.. siento curiosidad por como los bloggers de finanzas gestionáis los gastos de las app en un excel. ¿Habría posibilidad de que compartieras el archivo excel para poderlo usar y analizar? sin datos evidentemente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas David C, en primer lugar gracias por tu comentario.

      Con respecto a la primera pregunta: sacar dinero en efectivo no significa que te lo hayas gastado (aunque se presupone que sea para gasto). Con esto quiero decir que no apunto el retiro de efectivo hecho X día, lo que apunto es si de esos 100€ me gasto 10€ en gasolina + 31,50€ en la librería + 2,50€ en el bar... Sacar dinero en efectivo solo es un movimiento que no supone una pérdida de liquidez en tu cartera, por lo tanto no debes apuntarlo como gasto.

      Y respondiendo a la segunda pregunta: en el siguiente enlace https://www.jovenahorrador.com/2020/07/junio2020.html?m=1 puedes ver cómo desgloso mensualmente los gastos. No obstante, si quieres puedes contactarme en jovenahorrador@gmail.com para una info mas detallada, porque no termino de entender la info que quieres. Disculpas.

      Un saludo compañero, y nuevamente muchas gracias por el comentario

      Eliminar

Publicar un comentario

Por favor, haz uso de un lenguaje correcto y desde el respeto, evitando palabras malsonantes y expresiones que puedan herir la sensibilidad de los demás lectores. Todas las participaciones que inviten a la creación de un debate son bienvenidas.

Entradas populares de este blog

La historia de mi primera inversión inmobiliaria sin tener ninguna experiencia