Reflexiones horas antes de realizar mi primera inversión inmobiliaria

Estado de uno de los balcones

Dicen que uno cuando invierte lo hace con el objetivo de tener un futuro más libre y un mejor porvenir. La verdad que me he convencido de ello hasta el punto de que, en unos pocos días, haré el último pago de mi primera inversión inmobiliaria y la preocupación e incertidumbre son las sensaciones que rondan mi cabeza.


¿Saldrá bien o mal? ¿Habrá retorno sobre la inversión? Desde luego que no lo puedo saber, la bola de cristal es para los videntes y solo soy un Joven Ahorrador.

Quería compartir con ustedes mis sensaciones antes de ver finalizada la obra y perdónenme si los uso como medio de desahogo, pero la comunidad que formamos en Twitter empieza a ser como una familia para mí y quiero saber qué opinan al respecto.

Se trata de la reforma de una casa heredada que, por falta de cuidados, se estaba "derrumbando". Pude cerrar el trato por 9.000€ con la empresa constructora encargada de arreglar todo y, a decir verdad, me tienen bastante contento con las imágenes que me han estado enviando vía WhatsApp. El oficial de la obra, al finalizar el día de trabajo, me envía siempre unas imágenes con lo que han podido avanzar en el día (véase la imagen que hace de portada de este post).

Sin embargo, este fin de semana hemos quedado para hacer el pago de fin de obra y ver los resultados de la misma y es aquí donde me aparecen los nervios. Por si fuera poco, la inversión debiera haber sido entre dos herederos, pero, por otras cuestiones, he asumido el pago del 100% a cambio de unas condiciones a las que voy a someter a la otra parte para el retorno de mi dinero. En este hilo de Twitter pueden informarse de esto que hablo.

Siempre he oído que negocios y familia en la misma frase no queda bien. La verdad que estoy de acuerdo con esta afirmación si bien, si he aceptado a hacerlo de esta manera, es porque considero que dejar escapar esta reforma por este precio tendrá un coste de oportunidad elevadísimo. O no. En cualquier caso, no quería pasar por este rompecabezas de "qué hubiera sido si...". En la vida nos arrepentimos más de lo que dejamos de hacer que de lo que hacemos.


 
Continuación del balcón vista contraria

Si han leído el hilo de twitter que cité en párrafos anteriores, sabrán que el objetivo es alquilar la vivienda. En ningún caso vacacional. Por otras cuestiones ajenas al COVID19, no me interesa la elevada rotación del inquilin@ y, si encima ahora añadimos que el turismo está en horas muy bajas, pues... descartamos la licencia de Vv muy rápido. Es precisamente este objetivo de alquilarla el que me trae por la calle de la amargura. Mi abuela siempre pudo alquilarla sin problemas pero el contexto de hace 35 años ni por asomo se le parece al de 2020.

En resumen, que estoy expectante y un poco asustado ante lo que voy a presenciar este fin de semana. Seguro que cuando cierre un contrato de alquiler con el inquilin@ estaré mucho más tranquilo, pero debe ser que cuando toca poner el dinero aparecen los sustos...

Y nada más, familia. Espero no haberles aburrido y sobretodo que se hayan puesto en mi piel mientras han leído estas líneas. Tengo claro que la inversión inmobiliaria es algo que me atrae por su diversificación frente a la inversión en productos financieros. No obstante, no deja de ser mi debut en este tipo de inversiones y es esa incertidumbre la que se apodera ahora mismo de mí. Espero que salga bien y ya les iré contando.


Saludos, Joven Ahorrador


Si te ha gustado el post y quieres participar, déjame tu comentario aquí debajo diciéndome lo que quieras.
Acepto todo tipo de críticas que me ayuden a mejorar.
En Twitter soy @JovenAhorrador

Comentarios

Entradas populares de este blog

La historia de mi primera inversión inmobiliaria sin tener ninguna experiencia

¿Excel o una app de finanzas personales? ¿Qué es mejor?